Energía positiva. Eso es lo que transmite el color tangerine o mandarina. Una tonalidad muy divertida que llena de luz y vida a cualquier look. Lo ideal es combinarlo con el clásico blanco o el tendenciero azul aquamarine, pero es un color que se adapta a todo tipo de cromáticas. Y aunque, en principio, es apto solo para atrevidas, sácale jugo a los prendas que incluyan algún detalle tangerine, ¡triunfarás!  

Looks Tangerine